MINDFULNESS

- No voy a odiar -

 

Decía Mandela que “nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen o su religión. La gente aprende a odiar, se le puede enseñar a amar, pues para el corazón humano es más natural amar. “

Cuando alguien nos produce un gran daño o dolor nuestro corazón puede endurecerse y volverse más rígido y tener sentimientos de rencor y de odio. Sin embargo, esta reacción no sólo no alivia nuestro sufrimiento sino que no lo aumenta más. En su lugar podemos cultivar un corazón más amable que ante las dificultades de la vida se abra para acoger el dolor, un corazón del que florezca una respuesta compasiva. El dolor no lo podemos evitar pero si podemos dejar de alimentar nuestro sufrimiento y el sufrimiento de los demás si utilizamos  la fuerza que todos tenemos en nuestro corazón.

 
 

práctica de meditación

 
 
 
PDF-min.jpg

PROPUESTA DE ENTRENO

Descarga el PDF de la clase de Mindfulness