"El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que las jugamos”. Shopenhauer

Esta frase me recuerda las sesiones de Mindfulness donde indagamos sobre la manera de cómo vivir con más bienestar, con más felicidad y descubrimos la suerte que tenemos de ser escultores de nuestra propia Vida.

Si contemplamos una baraja, aunque no seamos unos expertos, todos sabemos que las cartas que tienen más valor son los Ases. Los 4 Ases de nuestra vida son: Atención, Amabilidad, Agradecimiento y Alegría. Con estas cartas seguro que ganamos la partida.

 
Mindfulness_4asesparavivirbien.jpg
 

Con la Atención vivimos de una manera más presente lo que nos sucede, estamos más en contacto con nuestra experiencia y no juzgamos nuestra realidad, la aceptamos. Si no estamos atentos, si estamos distraídos o dispersos, no podemos disfrutar de la vida. Tal vez, en algunas ocasiones, con la distracción podamos aliviar momentáneamente nuestro malestar pero tan solo conseguimos aparcar nuestros problemas, estos permanecerán en nosotros y mientras no los resolvamos irán surgiendo cada vez con más fuerza.

 

La Amabilidad o el Amor, podemos nombrarlo de cualquiera de las dos maneras, significa que de una manera incondicionada e ilimitada deseamos la felicidad a todos, y aquí nos  incluimos a nosotros mismos. Si dejamos de ser tan críticos y exigentes con nosotros y con los demás desarrollamos una actitud de comprensión y aceptación cuando nos equivocamos o cuando los otros hacen cosas que no deseamos. Nos volvemos más empáticos porque si reconocemos en nosotros nuestra condición de seres humanos completos e imperfectos, también podemos reconocer en todos esta realidad.

 

El Agradecimiento es sentimiento de gratitud por algo recibido. Como dice Jon Kabat-Zinn  “hay en nosotros, mientras respiramos, algo más de bueno que de malo.” Dicho de otra manera: podemos estar agradecidos de estar vivos. La vida se despliega ante nosotros, momento a momento, con múltiples manifestaciones de belleza y bondad, si educamos nuestra atención de una manera abierta podemos captarlas pero si nos dejamos secuestrar por pensamientos que nos causan malestar, estos actuarán como una niebla que nos tapa la realidad.

 

La Alegría es una emoción que nos revitaliza y regenera. Nos da la energía que nos hace más capaces de enfrentarnos a las dificultades, facilita el aprendizaje, refuerza la autoestima y nos produce una sensación de bienestar. Como todas las emociones es contagiosa y  todos, si podemos elegir, preferimos estar con una persona alegre que con una persona airada.


Estos 4 Ases están relacionados, se alimentan unos a otros y están implícitos en el Mindfulness. Sin Atención, Amabilidad, Agradecimiento y Alegría no estamos cultivando Mindfulness, estamos haciendo otra cosa.

 

También están en la base de hábitos que nos producen más bienestar como, por ejemplo, cuidar nuestra salud. Sin una Atención adecuada no podemos ver si nuestro estilo de vida es saludable. ¿Alimentamos a nuestro cuerpo o lo intoxicamos? ¿Nos cuidamos físicamente o nos estamos machacando o descuidando?... Si observamos qué hábitos hay en nuestra vida que nos producen malestar,  entonces, Amablemente podemos comenzar a cambiarlos por otros saludables y utilizar la Alegría como energía que nos empuje a superar los obstáculos que surgirán, sintiéndonos Agradecidos por el nuevo rumbo de nuestra Vida.

 
 

 

Texto de Javi Lucas, Instructor de Mindfulness
Más información sobre Javi Lucas en:


¿Quieres crear un cambio en tu vida?

Hazlo con MINDFULNESS.

Eleva tu Nivel de Conciencia, es el programa de Mindfulness con Javi Lucas en ExtraordinariaMente.es
Más info


Comment