Ya ha pasado una semana de la charla con Carol Di Girolamo, las palabras se han olvidado, pero la sonrisa sigue ahí. Y esa sonrisa dice más que centenares de libros.

 

Carol ha sido nuestra primera invitada en no hablar sobre los Tres Principios, que al fin y al cabo, como digo siempre, no son más que una metáfora para explicarnos en qué consiste la vida. Por eso no tenía necesidad de hablarnos de ellos, ha ido directamente a la fuente de la vida, y nos ha regado con su frescura, con su risa contagiada y contagiosa. Carol es portadora del virus de la alegría, haríamos bien en acercarnos a ella, en tenerla en nuestras vidas, en permitir que nos infecte de sencillez y "locura" (en el mejor de los sentidos).

 

 

No recuerdo las palabras (aunque tomé buena nota de ellas), pero aún perdura en mí esa sensación de que en realidad no hacen falta tantas, de que es más importante levantarse de la silla, dar abrazos, dar besos; dar, a secas. No recuerdo bien, no; pero sentía, y siento al recordar su luminosidad, sus ojos asombrados, que pierdo años con ella, que me vuelvo más ligero en contacto con su mensaje sin palabras, que no puedo evitar sonreír yo también como cuando un bebé nos mira a los ojos y empieza a jugar con nosotros, y se nos borra el adulto que creíamos ser, la barrera que alzamos ante los demás, ese absurdo afán de protegernos del mundo cerrando el corazón...

 

Muchísimas gracias por ser como eres, Carol. Hoy no voy a recordar tus palabras porque el mensaje eres tú, dando a manos llenas.

 

Si quieres ver el vídeo de esta maravillosa y transformadora conversación y asistir a nuestras próximas clases/entrevistas, hazte miembro de la escuela SIN LIMITES haciendo clic aquí.

 
 

 
 

En la próxima conversación en Sin Límites del 26 de Abril, hablaremos de " Mente, Fuerza de Vida",con Ana HolmbackHaz click aquí, si quieres asistir a esta conversación o tener acceso al vídeo.

 
 
 
 
 

Comment